Ratifican 16 años para el asesino de Llançà que quemó el cuerpo de su víctima

El Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) ha ratificado la pena de dieciséis años y medio de cárcel impuesta por la Audiencia de Girona a Marlon Roberto Castro, condenado por matar en Llançà a un joven cuyo cadáver quemó tras asesinarlo, lo que originó un incendio forestal.

La sentencia desestima los recursos impuestos por el procesado como el que ponía en duda que la víctima estuviese en estado de semiinconsciencia en el momento de la agresión.

La defensa del asesino alegaba que éste presentaba heridas de defensa que no se tuvieron en cuenta, pero la respuesta del TSJC es que eran “superficiales” y que, por tanto, se avienen “mal” con un gesto de protección en una pelea con arma blanca.

La sentencia avala también los razonamientos del jurado que juzgó a Marlon Roberto Castro en Girona respecto a que éste inmovilizó primero a la víctima a base de golpes y, posteriormente, le asestó diversas cuchilladas que resultaron mortales.

Respecto a que no se le reconociera la toxicomanía como atenuante por drogadicción, se recuerda que el informe de una doctora apuntaba a un consumo “esporádico” de cocaína sin que se hubiesen producido ingresos de carácter hospitalario o psiquiátrico por este motivo.

El TSJC considera que la opinión contraria de dos expertos presentada por la defensa pierde validez al ser éstos interrogados sobre el origen de sus conclusiones y ofrecer respuestas que no son determinantes.

Por último, el condenado recurría el punto referente al incendio forestal que se originó cuando intentaba quemar el cadáver por entender que su voluntad de eliminar pruebas no equivale a un delito de incendio.

El recurso tampoco prospera en este apartado, ya que se apunta que Marlon Roberto Castro sabía del riesgo de que las llamas se propagaran con facilidad por la presencia de vegetación y el viento que soplaba.

La sentencia de dieciséis años y medio de prisión queda por lo tanto confirmada en todos sus extremos, dividida en quince años y un día por el crimen y un año y medio por el incendio forestal en el área de protección medioambiental del macizo de la Albera.

Otras tres mujeres fueron condenadas en el juicio por su implicación en los hechos con penas que oscilan entre uno y cinco años de cárcel.

El relato de los hechos es el de que una de esas personas, Dolores Folch, quien llevó a la víctima en su vehículo hasta un lugar apartado con la excusa de cerrar un negocio de venta de drogas y que, allí, le esperaba el asesino, que acabó con su vida por una venganza sentimental. EFE

18/12/2017 La Vanguardia

Anuncis

No cal que deixis cap comentari, no funciona !!!

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out /  Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out /  Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out /  Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out /  Canvia )

S'està connectant a %s